lunes, 14 de enero de 2013

Los atardeceres que recuerdo

Paseo de la Barquerina. Habitual refugio de amantes.


Y así son los atardeceres que recuerdo, los que mecen suavemente tus manos y las mías en la pleamar de mis latidos, los que llenan de amanecer mis sedientas pupilas, las que saben a mimoso y torpe vino blanco. Y así quiero que sean siempre, porque siento y consiento que mi viaje y el tuyo aún no han concluido; que nuestro destino se arropa torpemente entre recuerdos y sueños, y tu nombre ha de perecer forzosamente protegido por el mio.
 Dormiremos eternamente enamorados, como en el romanticismo más surrealista y añejo; porque necesito besar tu amado rostro un amanecer tras otro, hasta que la luz del amanecer sea un tembloroso recuerdo que se retire cauteloso entre las sombras de otra noche cargada de fuego, con tus gemidos ahogados por mi ávida necesidad de saberte eternamente mía. Llámame egoísta, si quieres... El amor siempre lo ha sido.

26 comentarios:

  1. Un egoísmo encantador y muy placentero .. sin duda.. Preciosas tus letras .. cargadas de ternura

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Aris. Otro enorme para tí.

      Eliminar
  2. La imagen me encanta, las letras geniales. Que grande eres balagar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres grande, tío... Son los bancos del parque nuevo de la Barquerina. A falta de pan...jajaja. Ahora andamos muy liados los dos; pero recuerda que tenemos una escapada pendiente antes de que te llamen otra vez para embarcar. Un abrazote.

      Eliminar
  3. !!Hola,Balagar!

    Si hubiera q darle un nombre al amor le daría este texto.Maravillosa exposición de emociones.
    Muchísimos besitos,balagar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si hubiese que ponerle un nombre a la energía positiva y al buen rollo yo le llamaría "Esmeralda". Un fuerte abrazo, "milady".

      Eliminar
  4. Hola Balagar, una hermosa entrada, que habla de amor egoísta, pero el amor lo tiene y todo y lo da todo, también lo quiere… todo.
    Me gusta que el amor sea así de sentido, que se sueñe, que se imagine, que se demuestre, pero sobre todo… que se viva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me mostraré abierto a la vida, querida Lola. Si la vida viene acompañada del amor mejor que mejor. En mi caso he tenido suerte, pero me he convertido en un avaro. No compartiría mi tesoro con nadie, jjajaj. Un abrazo.

      Eliminar
  5. si definitivamente al menos a mi el amor me vuelve un tanto egoista... que buena entrada, espero verte por mi blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y tu comentario, Chocolate. Me declaro abiertamente un goloso empedernido, así que no te quepa la menor duda de que pasaré ahora mismo por tu blog. Pásate por aquí cuando quieras, que todo nuevo visitante es bien recibido.

      Eliminar
  6. el amor es egoista? o nosotros nos volvemos egoistas por amor...?

    besotes de http://casildacasi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que sí, Casilda. Cuando el amor entra en tu vida lo quiere todo para sí; y aunque no seas consciente de ello te entregas casi sin darte cuenta. Cuando se ama de verdad no puede ofrecerse nada a medias, es un sentimiento "egoísta", pero en el sentido bueno de la palabra...
    No creo que nos convierta en egoístas; al menos en el sentido estricto de la palabra. Cuando aprendes a querer a una persona te olvidas de tí mismo por completo, ocupado en colmar de atenciones a tu compañer@. Lo difícil es perder el miedo a que alguien se lo lleve. Esa inseguridad sí que tiene un poco de egoísta. Yo no lo compartiría con nadie...
    Me has hecho pensar, Casilda (de hecho todavía no tengo muy claro lo que acabo de escribir, jajja). Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  8. el amor... debe ser egoista .. aunque a veces no lo comprendo y otras tantas lo quiero racionalizar.

    siempr epierdo cuando hago eso último.

    ahora no sè si hay decisiones que me costaràn muy caro por no haber aquilatado mas el soñar alto y olvidarme de mi

    ... un beso despeinado.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Racionalizar el amor es como atrapar el viento con los dedos. Debemos contentarnos con sentirlo fluir a nuestro alrededor, dejando que nos despeine y nos haga sentir libres. Un abrazo descalzo y despeinado.

      Eliminar
  9. Ya imagino esos gemidos callados por el clamor del mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la orilla del mar suceden cosas extraordinarias. Bajo el influjo del salitre se gestan historias llamadas a ser corrientes, pero que acaban vistiéndose de apasionadas leyendas imborrables. Gracias por tu visita y tu comentario. Saludos.

      Eliminar
  10. Muy cierto que se arropan los destinos torpemente entre los recuerdos y los sueños.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué mejor ropaje para el destino que los buenos recuerdos y el cumplimiento de los sueños? La torpeza es algo que nos caracteriza a los humanos. Feliz domingo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. ¡¡Qué bonito joder! ¡qué bonito!,con tus palabras me hacia una manta para taparme en las noches frías..que sentimentalismo se inspira.
    1 beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Laira. No dudes en hacer uso de ella cuando creas conveniente. El invierno es muy largo; trataré de rebuscar en mi desván. Estoy seguro de que tengo mantas de sobra para todos. Bienvenida. Gracias por tu visita y tu comentario.

      Eliminar
  12. Precioso, un ritmo trepidante que corta la respiración. Tú has leído tres veces el mío... yo me lo llevo in mente y en el cuerpo.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Calma. Viniendo de tí me siento halagado por tu comentario. Siempre es un placer leerte. Nunca leo tus poemas menos de dos veces, porque guardan tan bellos y sutiles matices que leerlos solamente una vez sería imperdonable. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Me encanta descubrir que aún puede haber alguien que me sorprenda. Me creía muy curtida y muy impermeable, pero resulta que tus letras, tu texto, es claro, bonito, tierno, certero. No hay que desfragmentar nada porque no hay encriptamientos, y me encanta las palabras con las que describes ese sentimiento tan bonito. La imagen también me ha gustado muchísimo.

    Ha sido un verdadero placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío, Galia. Lo cierto es que yo soy lo que escribo. La gente que me conoce coincide en que soy un tío sencillo y transparente, y eso se refleja en mi manera de ver la vida y describir mis sentimientos. En mis textos nunca encontrarás mensajes encriptados ni dobles lecturas (eso lo dejo para los que saben escribir de verdad). Me alegro de que te haya gustado mi particular manera de ser y de sentir. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Cuando te pones romántico eres enorme. Me encanta! Peroderme por aquí siempre me ayuda. Yo quiero eso. Saber que existe me trae esperanza.
    El amor siempre lo fue, sí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias, Nuria. Perdona que tardase tanto en constestarte. Reconozco que tengo mi desván demasiado desatendido ultimamente... :(( Me alegra un montón que mi rincón te aporte esperanza. El romanticismo no está de moda precisamente en estos tiempos tan extraños que nos toca vivir. Me encanta que te pierdas por aquí; y mucho más que te vayas con mejor sensación de la que entraste. Eso es lo único que pretendo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Ayúdame a poner un poco de orden en este caótico desván. Exprésate, opina, discrepa, sugiere...