sábado, 27 de abril de 2013

Instrucciones para llegar a ser un buen amante.











Instrucciones  para ser un buen amante:

 (By Balagar)

 

En primer lugar yo aconsejaría olvidarse por un momento de uno mismo. Esa sería la norma fundamental para llegar a convertirse en un amante de primer nivel. Una vez aclarada esa premisa puntualizar que ser un buen amante no significa follar bien, ni saber muchas posturas; sino más bien comprender y dominar una serie de conductas que generalmente solemos pasar por alto. Si es usted de los que acuden regularmente a profesionales absténgase de poner en práctica mis consejos. Se ahorrará dinero. Además, de todos es sabido que ellas le dirán igualmente que es usted un amante excepcional. Es una simple cuestión de precio y de cortesía profesional.

Este manual pretende recoger simplemente una serie de consejos básicos, útiles sobre todo en el caso de que usted decida dar el gran salto y pasar de ser un amante ocasional (insulso e inexperto) a un amante permanente. En el caso de que usted haga uso  de aventuras anónimas y pasionales, del tipo “atropello y fuga”,  puede leerse este punto y abandonar la lectura inmediatamente. Este manual pretende corregir ese tipo de actos egoístas. Si  usted es de los que buscan ante todo su propia satisfacción, dedíquese mejor al onanismo. Disfrutará igualmente y  se cansará la mitad.
En el caso de ser su primera experiencia, déjese aconsejar por compañeras más experimentadas. Este manual no pretende ser una hoja de instrucciones. Si lo desea puede usted acudir al Kama Sutra u otro tipo de textos especializados, muy abundantes en internet. Haga la prueba: teclee la palabra teta o culo. Increíble, ¿verdad? Bueno, supongo que todos lo hemos hecho al menos una vez por probar… Lo importante es que una vez vencida su curiosidad deseche ese tipo de bazofia. No tiene el suficiente rigor científico.
 Lo que yo le propongo está basado en años de observación y evolución constante. Volvamos al Kama Sutra. Es el libro sagrado por excelencia; es la Biblia de los folladores. En el caso de ser usted de lectura lenta no se preocupe, porque incluye fotografías bastante explícitas. Lectores lentos pero de finales rápidos, limítense a leer. ¡Prohibición absoluta de mirar las ilustraciones!
 (Detalle importante: Absténganse de su puesta en práctica aquéllos poco dotados o de capacidades atléticas limitadas. Hay posturas que cuestionan seriamente las leyes más elementales de la física. Otras son directamente imposibles de poner en práctica, a menos de que sea usted un nativo mandingo, que lo dudo mucho.) 


Punto nº 1 Ponga su mente en blanco. Déjese llevar.

Este punto es fundamental. Si pretende dejar una huella positiva en su partenaire debe olvidarse por un momento de la final de la Champions, de los balances de fin de mes y del cambio de aceite del coche. Una buena elección de ambiente y de banda sonora es importante. Evite en la medida de lo posible la parte trasera de su coche, los retretes públicos y otra serie de lugares exentos de intimidad. Es recomendable utilizar una buena cama con un colchón de calidad y somieres reforzados; pero cualquier lugar es bueno si su compañera está de acuerdo. En el caso de las bandas sonoras no me atrevo a sugerir nada, porque los gustos musicales son muy particulares, pero yo desaconsejaría totalmente el metal punk, el tecno ska, los panchos y los poutpourrís de las tunas. (Insisto, es una opinión particular. He disfrutado de encuentros sexuales maravillosos al ritmo de “Clavelitos”, pero no es algo muy habitual). En la película de Emmanuel (ojo, no confundir con “ Er Manué”) hay un par de temazos muy recomendables; pero ustedes mismos… Para gustos se hicieron los colores. Un auténtico referente en este campo es el “Je t’aime moi non plus” de Jane Birkin & Serge Gainsbourg. Advertencia para los neófitos: Gástense un poco de dinero en buena música. Si les vá más el rollo “piratilla” o son adolescentes descárguense de internet unos buenos temas. No utilicen “Dora la exploradora” o “Barrio Sésamo” simplemente porque les sale gratis. El éxito de una buena relación está muy condicionado por este tipo de detalles que parecen irrelevantes a primera vista.


Punto nº 2 Relax. Olvídese de las prisas.

   Eso incluye apagar el teléfono móvil. Es aconsejable esconder el reloj despertador, porque puede sentir la tentación de calcular medias comparativas con relaciones anteriores. No se obsesione con la duración de su encuentro. Si padece de algún tipo de trastorno que acelere su excitación puede proveerse de preservativos con acción retardante. En casos extremos, acudir a un especialista. Los métodos caseros (como imaginarse a es@ vecin@ tan pelud@) está demostrado que no funcionan y además le crearán a la larga un trauma difícil de superar. Mezclar pesadillas recurrentes en momentos de fantasía sexual es un cóctel demasiado peligroso. Mejor vuelva al punto uno.



Punto nº 3 Tómese su tiempo.

    Una buena relación comienza por una buena excitación. Dedíquele a su compañera las caricias necesarias. En el caso de que usted sea eyaculador precoz vuelva a leer con atención el punto 2, y hasta que no lo tenga solucionado no intente completar este manual.



 


Punto nº4 Acepte con humor los imprevistos.

 Puede suceder que ese día se encuentre usted extrañamente cansado, y que no haya sido una idea demasiado buena despertar el instinto sexual de su compañera. Acéptelo con humor (aunque maldita la gracia que le vaya a hacer a ella). Para tratar de vencer esa indeseable apatía le sugiero que se anticipe en la medida de lo posible con una buena provisión de los artículos necesarios (en privado le puedo ofrecer el teléfono de una acreditada Tupper Sex). Existe en el mercado un impresionante catálogo especializado, capaz de  proveerle de cualquier artículo que usted considere necesario para aumentar su líbido (eso incluye prótesis temporales). Si su problema está originado por un deficiente riego sanguíneo acuda a su médico de cabecera. Con receta médica le puede dispensar Levitra o Viagra a discreción, no se preocupe. Para casos de flatulencia inoportuna o indigestiones severas con reflujo le recomiendo una visita discreta al cuarto de baño momentos antes de iniciar su aventura. Es  totalmente normal sentirse así alguna vez en la vida, no se preocupe. Puede estar motivado por el miedo al fracaso. Una vez superado el punto de los posibles imprevistos estamos “listos para la acción”.


Punto nº 5: Listo para la acción.

 Ya ha superado con éxito lo más difícil, que son los preámbulos. Su relación avanza “viento en popa” (no, no es ninguna referencia a ningún tipo de imprevistos tratados en el punto anterior).
Usted está animado. Su arma está cargada y en perfecto estado de revista. Su compañera le mira con ese brillo especial en los ojos. Ha llegado el momento… 
No se ponga nervioso. Destierre (momentáneamente al menos) de su imaginación verbos tan manidos y coloquiales como “espatarrar, poner a veinte uñas, espetar, clavar, mamar… Aparte de ser vulgares conllevan una serie de actitudes que nos conducen de nuevo a la introducción de este manual (ya estabas pensando en otro tipo de “introducciones”, ¿verdad que sí, pervertidillo?). 
Como he dejado muy claro desde el principio se trata de compartir, de ser generosos, de complacer a nuestra compañera… Céntrese en recoger esos mensajes subliminales que ella le está dedicando. Lea entre líneas. Escuche su respiración, dedique más caricias a esas zonas que ella declama con mayor ansiedad a través de sus posturas corporales. Sus gemidos le pueden estar indicando dos cosas: que le está gustando lo que usted le está haciendo en ese determino instante ó que le está usted destrozando la epidermis con su barba de dos días. Vamos a suponer que usted ha tenido el suficiente sentido común de acudir a su cita en un buen estado higiénico (lo cual incluye el afeitado y el empleo de un buen desodorante. No lo he mencionado antes porque parecía obvio.) No confundir gemidos con alaridos. Los gemidos son simplemente orientativos, nos dicen en qué dirección nos movemos. Los alaridos son el indicativo inequívoco de que no podemos ir más allá. Deje de hacer lo que sea que esté haciendo. Ha llegado usted muy lejos para cagarla. Serénese. Ya habrá tiempo para eso. 


Punto nº 6: Ella también está preparada.


 Ha llegado usted casi al final de la meta. Ella le susurra al oído que “ha llegado el momento”. Siga al pie de la letra sus instrucciones. A partir de este momento “viaja usted solo”, porque este servidor es incapaz de darle ningún consejo. Ha llegado usted al temido punto de “no retorno”. Como el 99 % de mis congéneres yo también me he vuelto loco al llegar a este punto, y mis hormonas han colapsado mi cuerpo hasta el extremo de convertirme en un auténtico depredador. Debería de habérselo advertido a usted al inicio de este manual para no hacerle perder el tiempo; pero me apetecía comprobar que usted, al igual que yo, todavía cree en los Reyes Magos. El secreto para ser el amante perfecto no se lo contaría un hombre jamás a otro, y mucho menos de manera gratuita. Solamente su pareja tiene la clave para convertirle en “su” súper-amante. Nuestras pequeñas particularidades nos hacen únicos. En el amor, como en el sexo, no se puede generalizar; y mucho menos dar consejos.
Buena suerte.


 Feliz fin de semana.

17 comentarios:

  1. jajajajajaja, buen intento , si señor !!! y bueno , no vas tan desencaminado ...sobre todo en eso del egoísmo...te cuento un secreto? cuando mi pareja me hace subir al cielo, al momento hago yo lo mismo...
    y creo que es eso lo que nos hace superar cada dia , el resto de desacuerdos que tenemos los humanos...besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso se queda, efectivamente; en un intento, ajjaja. Si yo supiera las claves para convertirme en un súper amante estoy convencido de que sería alguien famosuelo e importante. Benditos sean esos momentos en los que, como bien dices "nos permitimos subir al cielo", aunque sea durante unos ratitos. Esos momentos compensan cualquier tipo de desacuerdo anterior. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha encantado. Muy interesante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Misterio. Bienvenida. Un abrazo.

      Eliminar
  3. De lo mejor que he leído. Me he reído a pesar de que dices muchas verdades. Lo del "atropello-fuga" por ejemplo... y muchas más.
    Gracias por tu blog. Comparto tu ilusión de "sentir y ser sentido". Saludos

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Vuelve siempre que quieras. Eres bienvenida.
    Por desgracia hay demasiados casos de atropello-fuga. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Pues nada a poner todo en práctica, tendré que decirle a mi marido que lea tu entrada, entre los dos… mejor todas las sugerencias. Entrada estupenda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre he sido fiel al lema de que "las tareas compartidas son más llevaderas". Me alegro de que te haya gustado. Un fuerte abrazo. Buen fin de semana.

      Eliminar
  6. !Hola,balagar!

    Es buenisimo,q pecha de reir me he dado.Intentare ser una buena alumna jajajajaja.Gracias por este ratito.muchos besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lady. Esa era la intención, jajajjaj. Espero que hayas tenido tiempo a practicar en todas estas semanas. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  7. !!Hola,balagar!!

    Vengo a dejarte besitos y a decirte que cuando vuelvas a escribir por aqui estare para venir a leerte.No tardes.Muchisimos besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyy... no me había fijado en que habías vuelto por aquí. Pido disculpas por mi ausencia estas semanas, pero en ocasiones la falta de tiempo material te obliga a desatender cosas importantes, como ésta. Me he lanzado a escribir, y escribir, pero en otro sitio. Creo que dentro de un par de semanas podré contarte algo más. Te agradezco enormemente tus visitas. Siempre me alegro un montón cuando pasas por aquí. Eres muy grande, Lady. Un abrazo enorme. Buen fin de semana.

      Eliminar
  8. “atropello y fuga”, esto es divertido, no lo había escuchado, en sí todo tu texto lo es, es un buen instructivo porque aparte de decir ciertas verdades lo hace de una manera ligera y con humor, creo que ante todo la confianza y si en algún momento esos pequeños "imprevistos" surgen, no pasa nada, un súper amante no es mas que un hombre consciente de imprevistos, limitantes pero mucha capacidad de entender que no hay posesión ni dominio, sólo dejarse llevar y como bien dices, saber escuchar

    Besos Balagar

    ResponderEliminar
  9. Hola, Ame. En la mentalidad masculina está fuertemente instaurada esa manera de ver la vida en la que los casos de "atropello y fuga" son los más aclamados y ovacionados. De hecho las mejores anécdotas entre amigotes rememorando "los viejos tiempos" están plagadas de ellos. Nadie bromea con las relaciones que realmente le han marcado. Has captado perfectamente mi idea sobre el tema. A mí me gusta darle a las cosas la importancia que verdaderamente tienen, y bromear sobre algo que la mayoría de la gente se toma demasiado en serio: las relaciones íntimas. Casi todos mis amigos se declaran abiertamente "super amantes", cuando lo triste del caso es que ni tan siquiera saben amar. Tal vez yo tampoco, pero al menos me lo tomo con humor, porque en el fondo esas cosas son para disfrutar y para pasárselo bien, no para competir ni marcar records...
    Me ha encantado eso de que "no hay posesión ni dominio, sólo dejarse llevar". Esa frase lo resume todo.
    Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Un fuerte abrazo. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno Abraham, y yo añadiría otro apartado: no hagas participes a tus vecinosssssss!!!

    ResponderEliminar
  11. Tendría yo otro capítulo para tus historias de vecinita!!!!

    ResponderEliminar
  12. jajajajj. Espero que me cuentes algún día quiénes son esos vecinos escandalosos. Ya sabes tú que a mí las historias de "las vecinitas" me pierden, jajajja. Con un par de botellas de sidra tenemos para más de un libro seguro, jajajaj.

    ResponderEliminar

Ayúdame a poner un poco de orden en este caótico desván. Exprésate, opina, discrepa, sugiere...